Notícies

Inmigrantes denuncian la interrumpción de su tratamiento de VIH tras la retirada de la tarjeta sanitaria

Un inmigrante lleva cuatro días lleva sin poder seguir su tratamiento contra el VIH. Llegó a España hace tres meses y ha hecho lo imposible para poder continuar con la medicación sin éxito. “A todos los centros a los que me he dirigido, nadie sabe de lo que está uno hablando”, ha explicado.
De un sitio para otro, desde la aprobación del Real Decreto que restringue el acceso a la sanidad a inmigrantes, su espera no ha hecho más que aumentar. “Estuvimos casi medio día, diría que más ahí, y tampoco ninguna solución; me hicieron prácticamente una entrevista de trabajo y me preguntaron toda mi vida pero igual no hubo ninguna solución al respecto”, cuenta el paciente.
Situaciones como esta son las que recoge el informe que han elaborado un grupo de médicos de GeSIDA. Uno de cada tres, tuvo problemas para atender a inmigrantes con VIH con consecuencias para su salud.

Antonio Pérez, miembro de GeSIDA ha contado que “han tenido dificultad para atender a los pacientes, a veces porque no los podían citar, a veces porque no les podían dar el tratamiento, a veces porque el seguimiento se hacía muy dificil, incluso en casos extremos esto ha llevado a que los pacientes hayan abandonado el seguimiento y el tratamiento”.

Las organizaciones añaden además la desigualdad entre comunidades. En Andalucía, País Vasco y Cataluña, los inmigrantes acceden antes a los tratamientos aunque es gracias a la presión de las asociaciones.

Montse Pineda, de la Plataforma Unitaria ONGs-SIDA Cataluña denuncia que “nos encontramos que tenemos que ser las organizaciones que tenemos que hacer una lucha política y técnica para que las personas realmente puedan tener un acceso al tratamiento”. Según las asociaciones cientos de personas viven la misma situación cada día.

 

 

Font: http://www.lasexta.com/noticias/sociedad/inmigrantes-denuncian-interrumpcion-tratamiento-vih-retirada-tarjeta-sanitaria_2015020800092.html

Fallece el hombre que inventó la píldora anticonceptiva

Era conocido como el padre de la píldora anticonceptiva, pero Carl Djerassi, el científico judío austriaco que llegó como refugiado a Estados Unidos con 16 años huyendo de los nazis, tenía claro que, de no haber sido él, algún otro hubiera dado con la fórmula para evitar embarazos a través de la administración de hormonas. Así lo aseguró en una entrevista en 2000 con The Guardian, la misma en la que reconocía sentirse orgulloso de ser considerado el padre del medicamento que, en la opinión de muchos, más ha conseguido por los derechos de la mujer en la Historia.

La afirmación previa no sólo se debe a la humildad. La síntesis de la noretindrona, que Djerassi desarrolló en un laboratorio de México DF en 1951, fue fruto del trabajo de varios científicos y no fue el único componente de la primera píldora comercializada. Pero, sin duda, el desarrollo de esta hormona sintética, por la que el investigador apenas recibió un simbólico dólar -capital que luego fue capaz de incrementar considerablemente- cambió la perspectiva vital de Djerassi.

La vida de este químico se preveía llamativa desde que, recién llegado a Estados Unidos, perdió sus únicos 20 dólares timado por un taxista neoyorquino. Lo siguiente fue escribir a la primera dama estadounidense, Eleanor Roosevelt, y conseguir a través de esta insólita vía una beca para sus estudios. Así llegó a ser un químico clave en el desarrollo de la píldora, aunque también promovió otros fármacos muy utilizados, como el primer antihistamínico.

El componente desarrollado por Syntex -nombre del laboratorio en el que desarrolló su trabajo- fue parte del primer anticonceptivo combinado que salió al mercado, pero no el único componente; de ahí que el New York Times hable de exageración a la hora de denominar a Djerassi padre de la píldora, honor que habría de compartir con Gregory Pincus, John Rock y el mexicano Luis Miramontes, entre otros.

Pero en lo que sin duda destacó Djerassi fue en defender el fármaco fruto de sus investigaciones de los numerosos ataques que tuvo que afrontar, no sólo desde la Iglesia católica sino incluso desde el propio estamento médico, que pronto empezó a hablar de los posibles efectos adversos del fármaco.

El trabajo científico de Djerassi fue reconocido en numerosas ocasiones. Recibió 34 doctorados Honoris Causa, la Medalla Nacional de la Ciencia de Estados Unidos y la de Innovación y Tecnología. Mientras que la primera se debió a sus investigaciones en el campo de la anticoncepción, la segunda (recibida en 1991) fue fruto de su trabajo en su otra gran área científica de interés: el control de plagas de insectos, un campo en el que también triunfó. En 2005, fue la cara de un sello en Austria, su país natal, donde también recibió numerosos reconocimientos a su trabajo.

Más allá de su dedicación a la defensa de la píldora, Djerassi, que falleció el viernes a causa de cáncer a los 91 años en su casa de California, tuvo una vida apasionante. Convirtió su rancho californiano es una suerte de comuna para artistas y se dedicó a la escritura, inventando incluso un género nuevo, la llamada Ciencia en ficción, consistente en los conflictos éticos a los que se enfrentan los científicos en su trabajo. Además, escribió dos autobiografías, varias obras de teatro, poemas, novelas y relatos.

 

Font: http://www.elmundo.es/salud/2015/02/03/54cfd61ce2704eb7268b458b.html?a=3acefa95266f184622512283649964f8&t=1422943596

SOM CENTENARS QUE TREBALLEM PER A MILERS, SOM EL COMITÉ

Des delComitè 1r de Desembre – Plataforma Unitària d’ONG Sida de Catalunya llancen la campanya SOM CENTENARS QUE TREBALLEM PER A MILERS, SOM EL COMITÉ

Posar en valor tota la feina realitzada per les 24 entitats d’arreu de tot el territori català que la composen, explica la importància del treball comunitari i aprofundeix en alguns dels punts claus en què incideix aquesta xarxa d’ONG.

Més informació

 

 

Agendes de Drets Sexuals i Reproductius

En breu posarem en marxa el Blog del nou projecte d’incidècia política en favor del DSiR que encetem 3 entitats conjuntament: Cooperacció, Creación Positiva i l’APFCIB. Estigueu atentes i atents!