Notícies

Mujeres a favor de la gestación subrogada responden al manifiesto “No somos vasijas”

Un grupo de mujeres lanzó el pasado 22 de junio España el manifiesto No somos vasijas, en una campaña contra la gestación subrogada “para frenar cualquier iniciativa política que intente regularizar en nuestro país la maternidad subrogada”. Entre ellas, nombres de filósofas como Victoria Camps y Amelia Valcárcel, la jurista Maria Luisa Balaguer o las sociólogas Soledad Murillo y Rosa Cobo.

La gestación subrogada, técnica de reproducción asistida a la que recurren numerosas parejas homosexuales para tener hijos, no es legal en España. Sin embargo, la Asociación por la Gestación Subrogada trabaja para presentar una iniciativa legislativa popular con la que regularizar esta técnica en España.

Las mujeres de esta asociación acaban de remitir un comunicado en el que responden a este manifiesto. Transcribimos íntegramente el texto.


Comunicado de las mujeres de la Asociación por la Gestación Subrogada con capacidad de gestar y de decidir hacerlo, en contestación al manifiesto publicado en nosomosvasijas.eu

No somos vasijas. No, no lo somos. Somos mujeres, hermanas, amigas, conocidas o desconocidas pero, sobre todo, somos madres y queremos ayudar a otras personas a que puedan ser madres y padres.

Parece que vosotras y vosotros no entendéis que, para muchas personas, lo más importante en la vida es formar una familia con hijos e hijas. Nosotras lo entendemos porque somos de esa clase de personas.

Tampoco entendéis que hay muchas mujeres dispuestas a ayudar a otras mujeres y a otros hombres gestando a sus hijos. No lo entendéis porque vosotras nunca lo haríais o porque vosotros no aceptaríais que vuestras parejas lo hicieran (quizás hasta que una de esas mujeres o esos hombres que necesiten ayuda sean vuestras propias hijas, vuestros propios hijos, vuestras hermanas o hermanos, vuestras amigas o amigos…). No lo entendéis, como hay quien no entiende la homosexualidad, la transexualidad, el aborto, el divorcio,… la libertad de los demás y las demás para acostarse con quien les dé la gana, para vivir como son, para poner fin a un embarazo no deseado, para separarse de quien no las hace o no los hace felices,…

Ni lo entendéis, ni lo respetáis, pero lo peor de todo es que nos atacáis, a nosotras y a quienes necesitan nuestra ayuda para ser padres y madres. Nos insultáis, nos ninguneáis, nos agredís,… Desconfiáis de nuestra capacidad de decidir, nos negáis la libertad de hacerlo, y queréis imponernos vuestra ética, vuestra moral, vuestra ideología. Os escudáis bajo el título de feministas para decir que defendéis nuestros derechos mientras los pisoteáis. Os refugiáis bajo el paraguas de la plataforma nosotrasdecidimos.org para atentar contra todos los principios que sirvieron de unión a los colectivos que la forman, empezando por este: La Mujer decide, la sociedad respeta, el Estado garantiza, las Iglesias no intervienen. Vociferáis en la calle orgullosas y orgullosos “Nosotras parimos, nosotras decidimos” al mismo tiempo que pretendéis impedirnos parir y decidir.

No, no somos vasijas, ni úteros, ni vientres. Somos mujeres, enteras, con sentimientos, con empatía, con solidaridad, con generosidad. No hemos oído nunca jamás a los padres o las madres de intención hablar con tan poco respeto de las mujeres que han gestado a sus hijos e hijas. Al contrario, ellos y ellas las adoran y les están infinitamente agradecidos y agradecidas. Sois precisamente vosotras, las que os atrevéis a llamaros “feministas”, las que nos insultáis, las que nos cosificáis tratándonos de “vientres o úteros de alquiler”, las que nos rebajáis a lo más hondo especulando sobre los motivos que nos llevan a gestar a los hijos y a las hijas de otras personas.

No nos representáis. No nos callaréis, ni a nosotras, ni a quienes necesitan de esta técnica de reproducción humana asistida, ni a los miles de padres y madres que han tenido a sus hijos e hijas gracias a ella, ni a quienes la entienden como algo que, bajo una regulación apropiada, es perfectamente ético.

Jugáis sucio: Mentís, manipuláis, hacéis cualquier cosa, ética o no, para lograr vuestro objetivo, que no se regule la gestación subrogada en España. Ocultáis información que nos consta que tenéis y que constata exactamente lo que no queréis que se sepa: que la gestación subrogada es una técnica de reproducción asistida que, bien regulada, sólo trae felicidad a quienes la viven en primera persona que, por otra parte, son los únicos interesados. Los de fuera, dan tabaco. Contáis sólo lo que os conviene. Os hacéis eco de situaciones indeseables que suceden en países tercermundistas donde la posición de muchas mujeres no es ni parecida, por desgracia, a la de las españolas. Rebuscáis entre la mierda para recordar casos que ni vosotras, ni nosotras, queremos que sucedan en nuestro país. Y no habláis, por ejemplo, de EEUU, Canadá o el Reino Unido, donde el procedimiento está perfectamente regulado y se garantizan al máximo los derechos de todas las personas que intervienen en él y, muy especialmente, los de las mujeres que se ofrecen como gestantes. Como tampoco habláis de los estudios que se han hecho en estos países y que demuestran que no hay daños psicológicos para las gestantes ni ningún tipo de problema derivado del uso de esta técnica para los niños y niñas. Ni de los estudios que demuestran que la razón por la que esas mujeres gestan a los hijos y a las hijas de otras personas no es precisamente la económica. No habláis de todas estas cosas ni de muchas otras porque no os interesa que se sepan…

Llegáis tarde. Llevamos más de dos años trabajando por la regulación de la gestación subrogada en nuestro país. Hace más de dos años que, desde la Asociación por la Gestación Subrogada en España, hemos estudiado las regulaciones de todos los países en los que se utiliza esta técnica de reproducción asistida. Hace más de dos años que nosotras conocemos todos los problemas que la falta de regulación o una regulación deficiente generan. Esas situaciones que a vosotros y a vosotras os sirven de argumento para proscribir la gestación subrogada, las conocemos, las hemos venido denunciando a lo largo de nuestra trayectoria y, precisamente, lo que pretendemos no sólo es impedir que ocurran en nuestro país, sino evitar que los españoles y las españolas tengan que acudir a países donde ocurren. Y eso se consigue con una regulación garantista. Hace más de dos años que tenéis nuestra proposición de ley de gestación subrogada colgada en nuestra página web y ni siquiera os habéis molestado en leerla. O eso, o no habéis comprendido nada.

Enteraos de una vez: Estamos en España, un estado democrático de derecho, en el siglo XXI. Esta misma situación la hemos vivido en otras ocasiones y sin embargo tenemos Ley del Matrimonio Igualitario, Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, Ley del Divorcio,… La sociedad avanza y en respuesta se redactan leyes que protegen los derechos individuales”.

 

Font: http://www.ragap.es/actualidad/espana/mujeres-a-favor-de-la-gestacion-subrogada-responden-al-manifiesto-no-somos-vasijas/1013838

Vídeo sobre el negoci de la salut

INVESTIGACIÓN MÉDICA: HOUSTON, TENEMOS UN PROBLEMA

¿POR QUÉ NO QUIEREN QUE LO VEAS?
Porque en este documental expertos y líderes de opinión de todo el mundo aportan datos tan contundes como escalofriantes sobre el perverso modelo de investigación médica. Porque la verdad incomoda a los que tratan de ocultarla. Porque la información es poder y porque cuantos más sepamos lo que está pasando, más podremos hacer por cambiar la situación.

 

No somos vasijas. Manifest contra la maternitat subrogada.

MANIFEST:

LAS MUJERES NO SE PUEDEN ALQUILAR O COMPRAR DE MANERA TOTAL O PARCIAL

Las personas que suscriben este manifiesto muestran su preocupación ante los variados pronunciamientos a favor de la regulación de la maternidad subrogada, o la práctica de alquilar vientres de mujeres en favor de terceros. Para que los partidos políticos y los gobiernos, nacional y autonómicos, estén alerta y no se dejen engañar por campañas mediáticas, a todas luces parciales, deben tener presente que el deseo de paternidad/maternidad nunca puede sustituir o violar los derechos que asisten a las mujeres y los y las menores. El deseo de ser padres-madres y el ejercicio de la libertad no implica ningún derecho a tener hijos. Por ello mostramos nuestro absoluto rechazo a la utilización de los “vientres de las mujeres con fines de gestación para otros” que se fundamenta en las siguientes razones:

 

  • Porque abogamos por el derecho a decidir de las mujeres en materia de derechos sexuales y reproductivos. La maternidad por sustitución niega a las mujeres gestantes el derecho a decidir durante el proceso de embarazo y en la posterior toma de decisiones relativas a la crianza, cuidado y educación del menor o la menor.
  • Porque elegir es preferir entre una serie de opciones vitales. La elección va acompañada, a su vez, de la capacidad de alterar, modificar o variar el objeto de nuestras preferencias. La maternidad subrogada no sólo impide a las mujeres la capacidad de elección, sino que además contempla medidas punitivas si se alteran las condiciones del contrato.
  • Porque la llamada “maternidad subrogada” se inscribe en el tipo de prácticas que implican el control sexual de las mujeres: si en las sociedades tradicionales, los matrimonios concertados o la compra por dote, son las típicas formas en que se ejerce el control sexual de las mujeres, en las sociedades modernas, la prohibición del aborto, la regulación de la prostitución y la maternidad subrogada son sus más contundentes expresiones.
  • Porque alquilar el vientre de una mujer no se puede catalogar como “técnica de reproducción humana asistida”. Las mujeres no son máquinas reproductoras que fabrican hijos en interés de los criadores. Es, por el contrario, un evidente ejemplo de “violencia obstétrica” extrema.
  • Porque el “altruismo y generosidad” de unas pocas, no evita la mercantilización, el tráfico y las granjas de mujeres comprándose embarazos a la carta. La recurrencia argumentativa al “altruismo y generosidad” de las mujeres gestantes, para validar la regularización de los vientres de alquiler, refuerza la arraigada definición de las mujeres, propia de las creencias religiosas, como “seres para otros” cuyo horizonte vital es el “servicio”, dándose a los otros. Lo cierto es que la supuesta “generosidad”, “altruismo” y “consentimiento” de unas pocas solo sirve de parapeto argumentativo para esconder el tráfico de úteros y la compra de bebés estandarizados según precio.
  • Porque cuando la maternidad subrogada “altruista” se legaliza se incrementa también la comercial. Ningún tipo de regulación puede garantizar que no habrá dinero o sobornos implicados en el proceso. Ninguna legalización puede controlar la presión ejercida sobre la mujer gestante y la distinta relación de poder entre compradores y mujeres alquiladas.
  • Porque no aceptamos la lógica neoliberal que quiere introducir en el mercado “los vientres de alquiler”, ya que se sirve de la desigualdad estructural de las mujeres para convertir esta práctica en nicho de negocio que expone a las mujeres al tráfico reproductivo.
  • Porque las mujeres no se pueden alquilar o comprar de manera total o parcial. La llamada “maternidad subrogada” tampoco se puede inscribir, como algunos pretenden, en el marco de una “economía y consumo colaborativo”: la pretendida “relación colaborativa” sólo esconde “consumo patriarcal” por el cual las mujeres se pueden alquilar o comprar de manera total o parcial.
  • Porque nos mostramos radicalmente en contra de la utilización de eufemismos para dulcificar o idealizar un negocio de compra-venta de bebés mediante alquiler temporal del vientre de una mujer, viva ésta en la dorada California o hacinada en un barrio de la India. Así es que nos afirmamos en llamar a las cosas por su nombre, no se puede ni se debe describir como “gestación subrogada” un hecho social que cosifica el cuerpo de las mujeres y mercantiliza el deseo de ser padres-madres.
  • Porque la perspectiva de los Derechos Humanos supone rechazar la idea de que las mujeres sean usadas como contenedoras y sus capacidades reproductivas sean compradas. El derecho a la integridad del cuerpo no puede quedar sujeto a ningún tipo de contrato.

Así pues, nos declaramos en contra de cualquier tipo de regulación en torno a la utilización de mujeres como “vientres de alquiler”.

 

Podeu signar el manifest aquí

NI UN PAS ENRERE: AVUI COM AHIR LES DONES DECIDIM DESOBEIR. LES MENORS TAMBÉ TENEN DRET A DECIDIR. AVORTAMENT LLIURE I GRATUÏT!

Davant l’anunci de que el PP ha inclòs en el Ple del Congrés del proper dimarts 14 d’abril la reforma de la Llei d’avortament, la Campanya per l’Avortament Lliure i Gratuït volem manifestar el total rebuig d’aquesta nova contrareforma de la Llei de l’Avortament que suposa una vulneració dels drets de les joves i que el Partit Popular imposa des de l’electoralisme i l’integrisme religiós.

Avui, com ahir, afirmem que les dones decidim sobre la nostra sexualitat, la nostra reproducció i el nostre cos, sense límits ni en opcions ni en edats.

Recordem que milers de dones moren al món, 47.000 l’any segons l’OMS, per avortaments clandestins, que encara moltes dones són empresonades per decidir avortar, que a l’Estat Espanyol es nega l’atenció sanitària a dones embarassades “sense papers”, que milers de dones avortem cada any, dins i fora de la legalitat.

I ara, aquest Govern repressiu, com a contrapartida de no haver aconseguit la Contrareforma de la Llei de SSiR i d’IVE promesa al seu electorat, manté la decisió de seguir endavant per anul·lar la capacitat de decidir sobre el seu cos de les dones de 16 i 17 anys que estan en situació de risc i màxima vulnerabilitat al nostre Estat.

Malgrat que els estudis més recents confirmen que les joves de 16 i 17 anys que avorten són només un 3,6% del total i que més del 87% d’aquestes joves informen als seus tutors i tutores legals per voluntat pròpia, el Govern del PP vol acontentar els sectors ultraconservadors posant en risc la vida de les joves que, per diverses qüestions, no poden informar les seves famílies. Com s’ha demostra aquestes dones joves viuen situacions de violència, desestructuració i desemparament familiar i així ho acrediten els i les professionals que les atenen. Per tant, VOLEN DESPROTEGIR un col·lectiu que pateix el màxim risc de vulnerabilitat social actualment.

NO PERMETREN QUE LES JOVES HAGIN DE POSAR EN RISC LA SEVA VIDA PER PODER EXERCIR ELS SEUS DRETS SEXUALS I REPRODUCTIUS.

Aquest Govern del PP, torna a posar els drets de les dones com a moneda de canvi per a mantenir el seu poder i, nosaltres, continuarem donant resposta a l’ofensiva retrògrada, masclista i patriarcal, d’abast internacional, sobre la vida i els cossos de les dones de totes les edats.

Refermem la nostra força, reivindiquem la nostra lluita i exigim que es garanteixi el dret de les dones a decidir sobre el propi cos, a fer-ho de forma lliure i segura, i per tant, exigint la DESPENALITZACIÓ total de l’avortament, d’accés a la xarxa pública i voluntari.

Els atacs masclistes del govern i del PP s’expressen en múltiples manifestacions i accions contra les dones. La lluita feminista no desistirà, no defallirà fins garantir els drets i llibertats de les dones, mantenint la pressió i mobilització feminista i social, com hem fet fins ara. Perquè no acceptarem cap ingerència (ni de l’estat, ni de l’església, ni de cap tribunal), ni cap pas enrere. Perquè la lluita continua. Exigim al govern del PP que retiri per sempre més aquest nou atac a les dones, siguin joves o no.

Recordem al Govern de la Generalitat que les dones volem decidir sobre tot, i, evidentment, també sobre el nostre cos, sexualitat i maternitat, i que les lleis i xarxes públiques ho han de garantir. Exigim al Govern de Catalunya i al Parlament de Catalunya que desenvolupi i concreti la resolució de disposar d’una llei catalana que garanteixi els drets sexuals per a tota la població, i l’avortament lliure i gratuït per a les dones a Catalunya, tinguin l’edat que tinguin.

Recordem també que l’actual llei, vigent des de 2010, de Salut Sexual i Reproductiva i de la Interrupció Voluntària de l’Embaràs va suposar un avenç important respecte a la situació prèvia, però continuem exigint i denunciant els incompliments de les institucions públiques sobre els nostres drets reconeguts.

No ens cansem d’exigir:
– Educació afectiva i sexual a tots els nivells escolars
– Mètodes anticonceptius gratuïts a l’abast de tothom
– Salut sexual plaent per una vida plena
– Avortament gratuït i garantit per la xarxa pública

Avui, defensem la lluita que any rere any han dut a terme les nostres avantpassades, defensem el camí cap a la despenalització total de l’avortament: les dones sabem quan, com i perquè avortem. No necessitem terminis, supòsits ni tuteles, sinó suport i acompanyament! Les dones decidim, la societat recolza, l’estat garanteix. No tolerarem cap retrocés en el reconeixement de l’autodeterminació sobre els nostres cossos.

LES DONES DECIDIM, LA SOCIETAT RECOLZA I L’ESTAT GARANTEIX!

 

Baixa’t el manifest en pdf